La ludoteca. Características, funciones e importancia.

Autora: MSc. María del Carmen del Valle Núñez.


El término ludoteca proviene de la palabra latina ludus (juego, juguete) y del término griego theke (caja, cofre); se refiere a un lugar con juguetes donde debe haber una persona: el ludotecario, cuyo papel es encontrar juegos y juguetes que sean de beneficios para niños de diferentes edades. Con estos juegos se pretende desarrollar la comunicación, cooperación y creatividad entre niños y padres.


En Cuba se realizaron los primeros intentos de creación de ludotecas en los años 50. Ya en la década de los 80 funcionó una ludoteca como una exposición denominada “Un juego nuevo y otros viejos” en conmemoración del centenario de “La Edad de Oro”. En esta época también se crearon ludotecas en la Casa Natal de José Martí y en el Palacio Central de los Pioneros. Así se fueron creando ludotecas comunitarias en todo el país, siendo la Organización de Pioneros José Martí, la primera que enfrentó nacionalmente la tarea de crear ludotecas en instalaciones de pioneros y en los centros educacionales, en coordinación con el Ministerio de Educación.


Las ludotecas constituyen un espacio donde se pueden habilitar y desarrollar varias áreas de juego (de roles, de entretenimiento, de mesa, deportivos, musicales, entre otros). Deben tener áreas de servicios generales y talleres.


Las ludotecas deben asegurar las condiciones higiénicas y materiales, consistentes en: Iluminación, ventilación, ambientación estética de acuerdo con las edades e intereses de los niños, mesas, sillas, anaqueles funcionales; paneles móviles para determinar las áreas, variarlas o retirarlos en casos de fiestas u otras actividades; herramientas, instrumentos, materiales diversos (cartón, cartulina, pinturas, tijeras, goma de pegar, etc.) Los niños pueden obtener juguetes en calidad de préstamo, pero fundamentalmente constituyen un lugar donde pueden jugar, en el que les presta ayuda un ludotecario o animador infantil.


Existen muchas razones que demuestran la importancia de las ludotecas: los padres disponen de poco tiempo para jugar con sus hijos, no tienen muchas posibilidades de aportar variados juguetes, la relación niño – juguetes, exige espacio para jugar, la dimensión cultural de los juegos infantiles escapa a la atención y competencia de los padres, quienes generalmente están muy preocupados por el juguete en sí y no de todas las posibilidades que este brinda en el juego, y pueden ofrecer a los padres y demás familiares, las orientaciones necesarias acerca del juego.


Las ludotecas favorecen en gran medida el juego infantil, pero en particular, promueven y enriquecen:


  • - La relación niño – juguete, la relación niño – ludotecario – juguete.

  • - El desarrollo de sentimientos de amistad.

  • - El desarrollo de la comunicación.

  • - El placer de jugar, la transmisión de experiencias; que los padres aprendan qué juguete proporcionar a sus hijos, la inserción en la sociedad y el tratamiento de aquellos niños que tienen algún tipo de discapacidad.

  • - El desarrollo de habilidades para reparar y construir juguetes.

  • - La realización de fiestas, concursos, encuentros familiares, entre otros.


En general las ludotecas constituyen un soporte escolar y familiar, de promoción de salud mental, de ayuda a los niños a enfrentarse al riesgo, a conocer las raíces culturales y proporciona el espacio y lugar donde encontrarse y jugar. Pueden ser provinciales, municipales y comunitarias y por el universo de los participantes: populares, especiales o especializadas y cumplir varias funciones:


Función pedagógica
: permite que los niños se pongan en contacto con juguetes que favorezcan su desarrollo para que descubra, se emocione, sea activo y actúe por sí mismo.


Función social
: Ofrece oportunidades a todos los niños por igual, en cuanto a espacios, colaboración, relaciones, elección de juguetes.


Comunitaria
: Proporciona el encuentro con compañeros de juego, promueve el respeto y la ayuda mutua; involucra a los padres a compartir el bien común, a la convivencia. Propicia encuentros, amplían amistades entre vecinos, constituye en campo de posibilidades recreativas, formativas y de animación en el barrio.


Comunicación familiar
: Favorece la reanimación del juego en el interior de las familias, hace que mejoren las relaciones entre generaciones, propicia el canal comunicativo entre padres e hijos.


Busca en tu comunidad la ludoteca más cercana y asiste regularmente con tus hijos.

Comentarios


Deja un comentario