Guías alimentarias para gestantes y madres que amamantan a sus hijos.

 

1. Es importante que desde el inicio y durante la gestación asista al control prenatal para hacer seguimiento de su salud y la de su bebé, conocer, entre otros aspectos, su estado nutricional e identificar y prevenir riesgos al respecto.

2. Sus condiciones de salud y nutrición son determinantes para tener una gestación sin complicaciones y un bebé saludable.

3. Una dieta balanceada que incluya alimentos de los siete grupos le permitirá adquirir todos los nutrientes necesarios para su bienestar y el del bebé.

4. No se trata de que “coma por dos” es necesario que modere las cantidades que consuma y que seleccione alimentos nutritivos, frescos y variados.

5. Es esencial para usted y su bebé que tenga una dieta rica en calcio, hierro y ácido fólico. Estos nutrientes se encuentran en productos lácteos, vegetales crudos de hojas verdes, frutas cítricas, cereales fortificados-como la harina de trigo-, leguminosas secas, carnes rojas, hígado, vísceras, sardinas, huevos y semillas secas.

6. Evite el consumo de té o café con las comidas, porque reducen la absorción de hierro y zinc.

7. La producción de leche materna puede disminuir por el consumo de alcohol, café o tabaco.

8. Consuma sal moderadamente, para evitar la retención de líquidos. Recuerde que la sal siempre debe ser yodada y fluorada.

9. Consuma los suplementos nutricionales de calcio, hierro y ácido fólico suministrados en el control prenatal. El hierro, el ácido fólico y el calcio son micronutrientes necesarios para l normal funcionamiento del organismo.

10. Consuma el suplemento de hierro con suficiente agua o jugos de fruta ricos en vitaminas C, porque así lo asimila más fácilmente. No es recomendable que lo consuma con leche café, ni té.

11. Amamante por su salud y la de su bebé. Por sus propiedades nutricionales, la leche materna es el mejor y único alimento que debe tomar el bebé durante los primeros seis meses de vida. El amamantamiento le permite reducir de peso y genera confianza y aumento de su autoestima; así mismo reduce el riesgo de cáncer de mama y útero.

12. El apoyo de la pareja y la familia durante la lactancia es determinante para el éxito de la misma, tanto para favorecer el vínculo afectivo con el nuevo ser, como para asumir las tareas del hogar que le permitan el tiempo y la disposición para amamantar.

 

Para un mejor comienzo en la vida…

 

Comentarios


Deja un comentario