Baña y asea diariamente a tu bebé.

Bañar y asear diariamente a tu bebé siguiendo estas sugerencias, te ayudará a mantener su salud.


Durante los primeros tres meses aproximadamente mientras lo bañes, cántale, háblale en voz baja, con mucho cariño, para que se sienta seguro y no se impaciente, apoya su cabeza en tu mano y brazo.


El jabón no se debe frotar directamente en su piel, utiliza agua hervida. Lava primero su cabeza, enjuágala y sécala, luego la cara, los ojos, las orejas, sin jabón, sécalo muy bien. Enjabónale el resto del cuerpo y enjuágalo con abundante agua. Cuando termines, envuélvelo en su toalla, arrúllalo y sécalo suavemente.

baa_al_beb

Al bañarlo, no lo sumerjas en el recipiente, si es niña puede coger infección en las vías urinarias.

Después de los seis meses la higiene no puede disminuir aun­que tu niño haya crecido, recuerda lo que has aprendido. En esta etapa pue­des mantenerlo parado mientras lo bañas. No lo dejes sumergirse en el agua en que se ha bañado.


El baño diario es importante para mantener su salud. Después que lo bañes, cambia el agua y déjalo jugar, esto le causa alegría.


Hiérvele toda su ropa, cámbiale el pañal cuando haga pipi o caca.

Comentarios


Deja un comentario